Financieras online; la confianza es clave

Los imprevistos surgen cuando uno menos las espera, es lo que tienen. En esas ocasiones no contamos con muchas opciones para salir del paso así que debemos contar con una solución urgente en la que podamos confiar.

Las financieras online nos proporcionan soluciones precisas para problemas diversos que demanden algunos cientos de euros de forma inmediata, como puede ser una reparación, una compra o el pago de un recibo. Hay usos diversos y flexibles para los préstamos online que puedes conseguir rápidamente sin condiciones demasiado exigentes e incluso figurando en listas de morosidad como ASNEF en algunos casos.

Agilidad en el proceso de solicitud

No tendrás que justificar el uso que le vayas a dar al dinero, ya que el proceso de solicitud es muy simple. Tan solo tendrás que enviar la información necesaria para que la financiera te identifique correctamente. El sistema es muy ágil, las resoluciones se remiten en unos minutos en la mayor parte de los casos. Cuando la solicitud sea aceptada, recibirás el dinero en tu cuenta en muy poco tiempo en función de la fecha de solicitud y de las entidades bancarias que intervienen en la transacción.

Ten en cuenta lo fácil que es conseguir capital por medio de la financiación online desde el confort de tu hogar en cualquier momento del día.

Hoy, todo va cada vez más rápido que antes o, al menos, así parece ser a menudo en muchos aspectos de la vida. Por un lado, la rutina que soportamos es más intensa en muchos casos y hay que tomar múltiples decisiones. Es posible empezar un negocio desde cero y con casi ninguna inversión desde la comodidad de casa gracias a la evolución de la Internet en los últimos años. Además, es posible entrar en contacto con personas de todas partes del mundo para iniciar y coordinar una actividad económica.

Pero la necesidad de financiación persiste, ya que es imperativo invertir en algún momento para impulsar una actividad. O es posible que necesites dinero para tapar algún imprevisto, ¿no es así? Y ya que podemos pedir comida con un par de clics, ¿no sería adecuado poder conseguir dinero con la misma facilidad?

Por suerte, esto es posible debido al boom de las financieras online. Sin embargo, no hay bien que por mal no venga, ¿o era al revés? En cualquier caso, lo que sucede con las nuevas modalidades de financiación que ofrecen estas empresas prestamistas que operan en la Internet es que no quedaban sujetas a la legislación vigente ni al control de los bancos hasta 2014.

Actualmente, algunas de ellas ya cuentan con supervisión bancaria y, por lo tanto, siguen la normativa legal vigente al pie de la letra con un control exhaustivo pero no es el caso general.

Algunas financieras grandes del sector, cuenta con la supervisión de Novum Bank y tiene capacidad de adaptación ante cambios legislativos debido a esta condición. A la hora de buscar un servicio financiero, este asunto es tan relevante como la oferta que nos vayan a hacer por el simple hecho de que una entidad regulada por la normativa siempre ejercerá prácticas justas y controladas mientras que una entidad no obligada por la normativa tan al pie de la letra podría llevar a cabo prácticas deshonestas.

Seguridad de las Financieras online

Cuando se trata de dinero, todas las garantías son necesarias. No querrás arriesgar tu tranquilidad y la de tus seres queridos exponiendo vuestros datos económicos a cualquier entidad que se anuncie por la Internet y que pueda ser vulnerable antes prácticas de ciberdelincuencia. Claro está, no hay quien se libre de quienes buscan ser dueño de lo ajeno pero las garantías son mejores cuando recurrimos a una entidad de renombre. Por ello, el estatus es muy destacado dentro del sector de la financiación online.

Pero, ¿cuáles son las condiciones que debes buscar para asegurar la fiabilidad de un servicio de financiación online como éste? A continuación, señalo las más importantes de estas características deseables:

  • Términos y condiciones legales. Puede parecer obvio pero un bonito nombre y una página elegante no lo es todo en esta vida. Una vez encontré un timo bastante elaborado en el cual, te lo aseguro, se usaban fotos de alta resolución y todo tenía un aspecto de formalidad muy impecable, hasta que pedían una fianza…

Cuando confías tu dinero a alguien, debes exigir todas las garantías y leer las cláusulas del contrato exhaustivamente. Asegúrate de que entiendes cada uno de los detalles del mismo.

  • Datos de la entidad prestamista. Siempre hay que comprobar la autenticidad de la empresa que nos presta dinero. Si no hay datos de contacto en su página, huye como si se tratase de la peste. Las páginas que ponen muchos comentarios que nunca se actualizan y aquellas donde no te dejan claro a quién preguntar dudas son sospechosas número uno de estafa. Incluso puedes buscar las imágenes que usan en Google para ver si provienen de un banco de fotos, en caso de que sí, también sospechoso. Incluso puedes comprobar fácilmente que se trata de una entidad incluida en el Registro Mercantil. 
  • Ley de protección de datos. Considerando que vas a dejar tus datos personales a una entidad que no conoces de antemano, es mejor que compruebes que se ajusta a la normativa legal vigente sobre protección de datos personales.

Una vez que hayas que todos los servicios cumplen con la legalidad, podrás confiar plenamente en los productos financieros que una entidad te ofrezca. Así, como solo tendrás que comprobar esto una vez por cada entidad, cuando te conviertas en usuario recurrente sabrás que tus datos y tu dinero están a salvo.

Si estás interesado en este tipo de créditos pero de otras financieras, abajo te dejamos más opciones de financiación:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *